El estudio Laika ha trabajado los últimos cinco años en lo que se convertiría su más ambicioso proyecto.

Creadores de “Coraline”, “Paranorman” o “The Boxtrolls”, Laika siempre ha apostado por historias diferentes. y “Kubo and the Two Strings” es lo más asombroso que han conseguido. Un film stop motion de extraordinario nivel.

¿De qué se trata la película?

kubo es un niño de 12 años, que vive en una versión fantástica del antiguo Japón, donde cuenta historias protagonizadas por figuras de origami que vuelven a la vida gracias a su shamisen mágico. (Un shamisen es un instrumento popular japones, similar a un banjo americano, con tres cuerdas). Se tendrá que enfrentar a un viaje místico para descubrir el pasado de su familia y luchar contra el Rey Luna.

Datos interesantes:

1. Todos los personajes y piezas de origami fueron fabricados tanto manualmente como por impresoras 3D.

2. Se realizaron 23 muñecos de Kubo para la película. Su rostro cuenta con 11.007 expresiones de la boca y 4.429 expresiones de las cejas. Como curiosidad, Kubo es el personaje con más caras sonrientes de todos los personajes creados por Laika.

3. En cuanto a los rasgos faciales, cada personaje contaba con placas de cara extraíbles en una o dos piezas, lo que permitió a los animadores escoger y elegir la expresión necesaria para cada momento de acuerdo a la escena. Cada pieza está diseñada por ordenador y luego impreso en 3D.

4. Uno de los personajes más llamativos de la historia sin duda es un Esqueleto gigante. Mide 5 metros de altura y pesa 180 kilos, es el muñeco más grande jamás construido para una película de animación stop motion. Para moverlo se utilizó una técnica de control de movimiento la cual, el muñeco se conectaba a Hexapod, una mesa de control de movimientos que hacía posible mover el torso. Se tardaron 27 días para construir el mecanismo del Hexapod.

5. En la escena bajo el agua, nos encontramos con un jardín de ojos, o más bien uno, que fue luego repetido digitalmente. El ojo mide 3,3 metros de alto y un diámetro ocular de 67,5 centímetros. Para crear el aspecto vítreo del ojo, se llenó de malla de acero, y LED colocados detrás de la pupila para iluminar y simular el efecto del interior ocular.

6. La Bestia Luna, mide 5,5 metros de largo, y es el primer muñeco de Laika fabricado íntegramente con piezas impresas. Se necesitaron más de 881 piezas, 130 de las cuales se imprimieron en color en 3D. Las 751 restantes son una combinación entre componentes metálicos para el armazón y piezas impresas.

7. Todos los sets de rodaje fueron fabricados minuciosamente elaborando más de 80 decorados diferentes. Cada pieza está construida específicamente para la película.

Efectos

Steve Emerson lideró el equipo de efectos visuales en este visionario proyecto y mencionó el gran reto que supuso recrear el agua que aparece en la película. “El elemento líquido siempre ha sido un problema para la animación ‘stop-motion’. ¡Y nosotros tuvimos que crear un océano! Así que trabajamos codo con codo junto a los demás departamentos del estudio hasta finalmente dar con el ‘look’ que perseguíamos”.

Para recrear el océano, fabricaron varios sistemas con distintos materiales, que combinaron luego digitalmente. Rodar la secuencia del barco de vela llevó 19 meses. Para el barco de origami, utilizaron 250.000 hojas de papel Canson a color para tapar las tres maquetas de barcos, cortadas con un cortador láser.

Tan solo con 10 años de trayectoria, Laika ha expuesto al mundo su increíble trabajo artesanal y digital. El acto de crear cosas a mano añade un elemento de humanidad que no existe de otra manera. Actualmente el estudio tiene como principal reto, superar sus últimas producciones por lo que ya está trabajando en  nuevos y ambiciosos proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *