El  fenómeno de las “Mandalas” se ha convertido en tendencia a nivel mundial como una técnica de relajación plasmada en libros listos para ser coloreados por usuarios de todas las edades.

El término “Mandala” proviene del sánscrito y significa:  círculo sagrado que refleja el centro del universo como símbolo de la eternidad.

A partir del 2015,  se generó un fanatismo sin precedente: Europa y América del Norte habían sido invadidos por esta imponente moda de hermosos gráficos para colorear que, sólo en Estados Unidos, logró que en ese año se vendieran 12 millones de copias, un 1200% más que el año anterior, según la consultora Nielsen.

Uno de los motivos que ha llevado al éxito a las famosas “Mandalas” ha sido el hecho de poder convertir tanto a  niños como a adultos  en grandes artistas, sin duda un valor agregado que ha causado que las editoriales de todo el mundo incrementen su nivel de ventas de forma extraordinaria.

El diseño y color de una mandala puede variar, pero básicamente se conforma de un centro y los cuatro puntos cardinales. En la actualidad sus diversas y creativas formas responden a temáticas variadas dependiendo las preferencias del consumidor.

De acuerdo a un diagnóstico a nivel psicológico,  las mándalas representan la totalidad de nuestro ser y dado que reflejan la psique humana, cada persona responde a ellas instintivamente, más allá de su edad, género, raza o cultura.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *